Asegurar cartas y paquetes

Asegurar cartas y paquetes

El tema de las cartas no es que sea conocimiento numismático, pero como afecta directamente al coleccionista que se encarga de comprar, vender y cambiar, pues también se tratará en este blog.

Es muy común que se compren o se vendan monedas a través de Internet y el enviarlas de forma barata, y rápida y segura muchas veces es un problema. Bueno, todo hay que decirlo, para mí generalmente la rapidez no es problema, y me suele dar igual que una moneda tarde en llegar un día que una semana. “Lo importante es llegar”, como dice la DGT. Y para ello, aunque sea muy obvio, nada mejor que escribir la dirección correctamente en el sobre, siguiendo el formato de la imagen inferior.

Pero la cuestión es ¿hay que asegurar los envíos?

Si no se aseguran los paquetes Correos sólo se devuelve 30 euros en caso de pérdida, lo cual es muy poco si mandamos monedas serias. Claro está, por otro lado, que es muy difícil que se pierda una carta certificada. De hecho, de entre las varios cientos de cartas que yo he enviado certificadas, no se ha perdido ninguna. Cuando se pierden generalmente no es porque se extravíen de forma casual, sino porque algún empleado la ha pasado por un escáner, ha visto que son monedas y se la ha metido al bolso. Esta gentezuela suele abundar especialmente en Navidades y en verano, que es cuando en Correos se contrata a temporales (lo cual no significa que no haya temporales honrados ni fijos que sisan). Por cierto, dicen que si se envuelve el contenido del sobre en papel de plata entonces el escáner no lo puede ver y no sabrán si son moneda o no.

Así pues, por triste que sea decirlo, asegurar cartas sirve sobre todo para evitar que los mangantes hagan de las suyas. Esto se debe a que una carta asegurada tiene un trato especial, y es que cada persona que la manipula firma que la está manipulando, de manera que en caso de pérdida se puede localizar al que la ha perdido. En este sentido, asegurar una carta lo que hace es quitar tentaciones al personal de Correos. Por eso, yo cuando envío monedas con bastante valor lo que hago es asegurarlas sólo por 50 euros, porque al tener la carta un trato especial no la mangarán. Eso sí, si da la casualidad de que el camión que la transporta vuelca y se pierde su contenido, entonces sólo recibiré 50 euros. Pero claro, esto no es lo más normal.

Otra cuestión es que las cartas aseguradas deben ir en un sobre con cerrado especial. Vamos, que no sirve una carta de papel normal y corriente. Se pueden usar unos sobres acolchados con cierre que venden en Correos por un euro más o menos. En el caso de ser un paquete, lo mejor para evitar problemas es atarlo con cuerdas y lacarlas. Esto es necesario para que no aparezca el paquete abierto y sin contenido y luego te digan “aquí está el paquete, pero el contenido se ha caído, haberlo cerrado bien”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*